Inauguramos el año y hemos pensado que en este primer post del 2016 puede ser interesante abordar muchas de vuestras preguntas.

En este momento, todavía con cierta “resaca” de celebraciones, tal vez no te interese una lectura monotemática y sí un compendio de las dudas sobre deporte más frecuentes, entre las cuales puede estar alguna tuya, y lo hacemos así -sobre todo- para entretenerte, pero también con la intención de que puedas conocer contenidos ya publicados y para que saques con todos ellos buenos consejos para tus propósitos del nuevo año 😉 ¡Empezamos!

– “Últimamente estoy demasiado estresado y apenas duermo. No busco llegar cansado a la cama, sino poder estar más relajado. ¿Podría ayudarme el ejercicio a sentirme mejor?”

El estrés, aunque nos parezca lo contrario, tiene efectos positivos para el organismo, pero un nivel de estrés demasiado elevado puede ejercer una acción completamente devastadora para el cuerpo y la mente.

El estrés puede tener numerosas causas y suele requerir que se actúe en varios frentes para llegar a conseguir un mejor autocontrol en las situaciones potencialmente angustiosas.

El ejercicio físico es, sin lugar a dudas, un factor a tener en cuenta ya que favorece la liberación de distintas hormonas responsables de mejorar la calidad del sueño, aumentar la relajación y mejorar el estrés, entre otras acciones.

Aquí puedes ver reflejados muchos de los beneficios que obtendrás con el ejercicio físico.

– “En mi juventud fui muy activa, pero ahora soy mucho más sedentaria y eso no me beneficia porque estoy entrando en la menopausia. ¿Qué deportes me convienen?”

Nunca es tarde para retomar la actividad física, pero en el caso de la menopausia está más que justificado, ya que es entonces cuando hay que luchar en varios frentes: disminución de la coordinación, deterioro muscular, pérdida de densidad ósea, aumento de peso, patologías cardiacas, etc.

La práctica de ejercicio físico estará condicionada a cada particularidad. No obstante, una simple caminata de 40-50 minutos al día, a buen ritmo, entrenamientos suaves de natación o sesiones de baile, por ejemplo, pueden obrar milagros.

Tampoco hay que olvidar que el deporte ha de ir acompañado de un estilo de vida saludable en el que tengan cabida además una alimentación equilibrada, el abandono del tabaco y el alcohol y una buena actividad social.

-“No tengo tiempo libre al día como para poder hacer deporte, pero no quiero caer en el sedentarismo. ¿Beneficia el ejercicio del fin de semana?”

Lo recomendable es dividir la actividad física en varias sesiones a la semana y de esta forma evitar un exceso de entrenamiento en un período concreto, por ejemplo sábado y domingo.

Si no puedes permitirte un mínimo de 30 minutos de ejercicio físico al día (para hacer bicicleta estática, por ejemplo) y si tu trabajo te obliga a permanecer mucho tiempo sentado, pon en marcha acciones sencillas y prácticas como ir caminando al trabajo (o dejar el coche aparcado algo más lejos para ir andando el resto del camino) o evitar el ascensor las veces que sean necesarias. De esta forma contribuirás a no “oxidarte” de más y complementarás las sesiones del fin de semana, que deberán ser suaves y controladas.

Tal vez esta entrada te ayude un poco

– “Al empezar a entrenar, ¿debo seguir unas pautas específicas, por ejemplo de alimentación?”

Alimentación, descanso y ejercicio físico son los tres grandes pilares de la salud.  Al ejercitarnos adecuadamente, nuestra alimentación deberá adaptarse a la frecuencia y la intensidad con la que entrenemos y los objetivos que busquemos, pero siempre deberá basarse en alimentos naturales (nada de suplementos vitamínicos, salvo indicación médica por cualquier carencia).

Por otro lado, no descuidaremos el descanso, pues de éste dependerá también nuestro rendimiento.  Aquí te lo explicamos mucho más detenidamente.

– “He llegado a un punto en el que me he parado y ya no pierdo más peso. Ni la dieta ni el ejercicio ya me sirven, ¿qué puedo hacer?”

Al comenzar a perder peso es normal ir más rápido al principio y luego notar que se va más lento, pero aun así debería seguir perdiéndose peso.

Un estancamiento prolongado exige una revisión de la dieta y el plan de entrenamiento para descubrir los errores que están llevando a esa situación, con el objetivo de no caer en la frustración y el desánimo, pero esto sólo podrá hacerlo un profesional.

preguntas-respuestas-entrenamiento

– “Me gustaría empezar a correr para unirme a un grupo de amigos pero no tengo ni idea de cómo empezar. ¿Podríais aconsejarme?”

Nuestro consejo es que te unas a personas con un buen nivel de experiencia para que te vayan dando las pautas que necesitas. Lo mejor en estos casos es un entrenador personal, porque no solo medirá tus avances sino que adaptará mejor tus sesiones para que rindas a un mejor nivel y alcances tus objetivos mucho antes.

Si nunca has practicado running no te lances al asfalto a la primera de cambio. Al comienzo deberás ir intercalando la caminata con pequeños tramos de carrera e ir avanzando poco a poco.  En este artículo te damos algunos consejos sobre cómo empezar a correr.

-“¿Debo tomar siempre bebidas isotónicas para hidratarme si hago deporte?”

Todo dependerá del tipo de deporte que practiques y de cuántos líquidos pierdas durante el mismo. El agua no deberá faltar nunca en tu sesión de entrenamiento, pues es el principal agente hidratante de tu organismo, pero podrás complementar su ingesta con bebidas isotónicas en situaciones especiales (entrenamientos intensos y prolongados). Aquí tienes una guía más completa sobre cómo hacerlo

-“La idea de envolverse en plástico a la hora de hacer ejercicio, ¿es buena para adelgazar?”

En absoluto; solo te hará perder líquidos que luego tendrás que reponer adecuadamente.

-“Del ejercicio solo se hablan maravillas, pero… ¿tiene inconvenientes?”

Por supuesto.  Si se practica ejercicio con una mala técnica (una postura inadecuada, por ejemplo), si se realizan sesiones de intensidad inadecuadas (excesivas y/o no adaptadas a la preparación física, no teniendo en cuenta las limitaciones de la persona o su edad, etc.) pueden aparecer lesiones y patologías importantes o empeorar padecimientos que ya se tengan.

-“¿Más ejercicio es sinónimo de mayores beneficios?”

Solo por el hecho de hacer ejercicio NO se obtienen beneficios, ya que si la actividad física no se adapta a cada persona se puede estar, incluso, perjudicando.

Una mayor cantidad de sesiones de entrenamiento no siempre supone un incremento de los beneficios. El aumento deberá ir siguiéndose hasta alcanzar el umbral apropiado a cada persona, y siempre respetando la máxima de proporcionar los debidos reposos para dar tiempo al organismo a recuperarse adecuadamente.

-“Después de las fiestas navideñas, ¿cómo puedo quitarme los kilos de más?”

Contrariamente a lo que se cree, no suelen cogerse muchos kilos en las fiestas navideñas, uno o dos kilos suele ser lo habitual.  Y ese peso de más ganado recientemente es el que más pronto se pierde.

El mejor consejo de todos es no desanimarse y evitar el pensamiento de que se ha presentado un problema importante.

Salvo que tengas alguna contraindicación médica para cuidar mucho lo que comes (diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia,…) no hay que arrepentirse por haber disfrutado durante unos días de exquisiteces que solo se dan una vez al año.  El aspecto psicológico también es importante a la hora de alimentarse, no lo olvides.

Lo siguiente es volver a la rutina (alimentación y ejercicio habituales) para ir viendo resultados y, sobre todo, no dejar de lado una alimentación equilibrada con una alta presencia de verduras, frutas y alimentos integrales, pues constituyen –además de un importante aporte de fibra-  una excelente fuente de vitaminas y minerales.

Antes de lanzarte por tu cuenta a hacer dietas depurativas mejor consulta con un experto para que te personalice la dieta y el entrenamiento durante una temporada. ¡Todo tiene solución!

-“A media mañana siempre tengo un hambre atroz y asalto la nevera, ya no sé lo que hacer”

Revisa tu desayuno, ya que puede que no sea del todo completo.  Si realizas un buen desayuno deberías poder hacer una toma a media mañana pero no tener gran sensación de hambre por una bajada brusca de glucosa.

Lee esta entrada por si te sirve de ayuda, y consulta siempre con tu médico.

-“Me preocupa que mis hijos tengan una vida tan sedentaria. ¿Qué deportes son los más adecuados para iniciar a los niños?”

En este artículo te damos las claves para que conozcas en qué medida los niños se benefician de la actividad física.

-“Estoy embarazada y no quiero quedarme todo el día sentada sin hacer nada. Me horroriza engordar mucho en el embarazo. ¿Puedo hacer algo de deporte?

Puedes y debes, siempre que tu médico no te lo desaconseje por cualquier motivo. Lee esta entrada porque seguro que te ayuda muchísimo

Y ya terminamos, que lo último que queremos es cansarte, y menos hoy día 1 de enero.

Hemos intentado hacer un buen repaso a posibles dudas sobre deporte, alimentación y actividad física que esperamos te sirvan. Recuerda echar un vistazo al blog para leer muchos más consejos sobre salud, nutrición y entrenamiento físico. Si necesitas algo muy concreto siempre puedes utilizar el buscador para localizarlo.

Y emplea el hilo de comentarios para contarnos lo que te apetezca y poder servir de ayuda a otros usuarios.

¡Feliz año!