Disfrutar de un buen desayuno es un auténtico placer, más aún si es fin de semana y puedes alargarlo sin prisa pero sin pausa, mientras lees el periódico o lo combinas con una buena conversación o compañía 😜. Sabemos que tu café con leche y tus tostadas con tomate y aceite están terriblemente ricas y forman parte de nuestra dieta mediterránea, pero al igual que todo en la vida, la rutina puede llegar a aburrirnos (¡y nosotros no queremos que aquí se aburra nadie!). Por eso, hoy os traemos unas recetas nuevas, para convertir vuestros desayunos en algo divertido y diferente cada día.

  • Pancakes con harinas Nutrisport

Nutrisport, líder en nutrición deportiva con más de 30 años de experiencia, pone a nuestra disposición una amplia gama de harinas integrales Oat Pro de diferentes sabores para hacer recetas deliciosas y nutritivas. Por ejemplo, con las harinas Nutrisport puedes elaborar unos ricos y sanos pancakes, solo tienes que elegir el sabor que más te guste – tradicional, chocolate, apple pie, etc -, y mezclar 2 cucharadas con un huevo y un dedito de leche. Después lo bates todo bien y haces tus pancakes en la sartén. Para rematar, puedes añadirle por encima miel o la fruta que más te guste, como por ejemplo arándanos o kiwis. ¡Para (requete)chuparse los dedos!

  • Bol de yogur con semillas de chía

Otra de las opciones que te proponemos para darle vida a tus desayunos son las semillas de chía. Estas semillas son originarias de México y las culturas mayas y aztecas las consumían como alimento super energético, ya que son una fuente equilibrada de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6 y contienen proteínas, fibra y antioxidantes. Además, las semillas de chía son una buena fuente de hierro, calcio y potasio. Gracias a todas estas propiedades son una gran opción para incorporar a nuestros desayunos.

La receta que os proponemos es mezclar en un bol un yogur griego natural, una cucharada de miel, una cucharada de semillas de chía y luego añadirle tus frutos secos favoritos – como nueces, almendras, nueces de macadamia, etc – y la fruta que te apetezca. Lo más importante es que lo conserves en la nevera durante al menos 4 horas para luego comértelo bien bien fresquito. Como toque final, espolvorea un poquito de canela y ¡a saborear!

  • Yogurt con avena y frutas

Si ya has incorporado a tus desayunos las recetas anteriores, te proponemos otras más (¡nos quedan muchos conejos en la chistera! 😉 ) Si te encanta el yogur, disfrutarás de mezclarlo con unas cucharadas de avena y tus frutas preferidas, como fresas, arándanos, kiwis, plátanos, etc.

  • Pan de centeno con aguacate y albahaca

Por último, para los amantes del pan, os traemos una versión alternativa a las tostadas con tomate. Hazte una rebanada de pan de centeno y añádele unas rodajas de aguacate y albahaca. Un toque de aceite de oliva virgen por encima y te prometemos que empezarás el día de muy buen humor.

El pan de centeno tiene altos niveles de fibra, lo que favorece nuestra digestión y además ayuda a reducir el colesterol e impide la acumulación de grasa en el abdomen y órganos digestivos. Su alto contenido en fibra y sus hidratos de liberación lenta también hace que nos saciemos durante más tiempo, lo que te ayudará a eliminar esos picoteos insanos de media mañana y a evitar llegar a la comida abalanzándote sobre el plato.

Ahora más que nunca, ¡el desayunar aburrido se va a acabar! Esperamos que hayáis tomado buena nota de nuestras recetas y que os animéis a probarlas. ¡Nos encantará conocer vuestra opinión y saber si os gustan! ☺ Si queréis más información o os gustaría saber más, podéis contactar con nosotros a través de nuestro formulario o escribirnos a tania@tsjtrainer.com

¡Salud y fitness! ❤