Unas veces tienen su origen en la cultura popular, otras responden a agresivas campañas publicitarias con las que se pretende ganar rápidamente una cuota de mercado, sin importar si luego esta se mantiene o no. En el menor de los casos, estas aseveraciones proceden de casos y circunstancias muy particulares (en las que sí han funcionado) y a partir de ahí se aplican a la generalidad, con un importante riesgo añadido.

Sean cuales fueren sus fuentes, en el artículo de hoy y en el próximo vamos a desmontar algunos de los mitos del deporte más conocidos que carecen de fundamentos sólidos o que no son siempre tan infalibles como para seguirlos a pies juntillas.   Empezamos.

– “Marca tus abdominales en 30 días”.

Esta oferta (que podría mencionar perfectamente otras zonas como glúteos, brazos, etc.) define perfectamente una atrayente frase publicitaria que todos hemos oído o leído en algún momento.  Y cada vez que seamos testigos de una campaña de este tipo debemos ser cautos y aplicar la lógica.

Tal vez una persona con un buen nivel de forma física y un buen hábito de entrenamiento que ha pasado por un período de inactividad temporal (una baja médica, por ejemplo) tan solo necesite de unas pocas semanas para volver a su estado anterior y definir nuevamente sus abdominales, pero NO ocurrirá lo mismo en el caso de alguien que no ha realizado ejercicio físico en su vida y que, además, posee un volumen de grasa corporal importante.

Como táctica comercial puede funcionar, pero no lo hará en todas las personas y situaciones

– “El ejercicio es el único remedio contra la celulitis”

No cabe duda de que el ejercicio (sobre todo el ejercicio aeróbico) contribuye enormemente a la movilización y disminución de los depósitos de grasa y a la mejora de la circulación sanguínea, dos de los principales factores desencadenantes de la celulitis. Pero no debemos obviar el componente genético ni depender única y exclusivamente del deporte para minimizar la apariencia de este problema, ya que si la actividad física no va acompañada de unos buenos hábitos alimenticios poco vamos a conseguir.

Siguiendo una dieta en la que predominen la comida basura, un exceso de grasas saturadas y azúcares refinados, alcohol y tabaco va a ser muy difícil combatir la celulitis y disminuir su apariencia.

A todos los consejos dados anteriormente hay que sumarles paciencia y constancia para obtener unos resultados decentes.

– “El mejor método para acabar con las agujetas es tomar agua azucarada con limón”

Como bebida refrescante puede servirnos, pero NO como remedio para combatir las agujetas.  El mejor método para evitarlas consiste en, primero, guardar reposo y a continuación iniciar una actividad física de manera secuencial y adaptada, aumentando progresivamente la duración e intensidad de las sesiones.

– “Para adelgazar lo mejor es envolverse en plástico al hacer ejercicio y sudar”

Como sistema para eliminar líquidos es, desde luego, el mejor. Pero no podemos olvidar que una correcta reposición de estos tras el ejercicio nos hará volver a nuestro peso anterior.

Por otro lado, si sudamos en exceso y posteriormente no nos hidratamos bien (no solo con agua sino también con bebidas isotónicas) podemos castigar a nuestro organismo y provocar deficiencias de minerales, calambres musculares, cansancio excesivo, etc.

En resumidas cuentas, el plástico para sudar NO es una práctica aconsejable ni efectiva para adelgazar.

Nosotros, tal y como te hemos adelantado,  vamos a seguir desmotando mitos en una próxima entrada, pero mientras tanto…

¿Conoces otros mitos del deporte que nos quieras comentar para ampliar la lista?, ¿has creído algunos de ellos hasta ahora y te has desengañado?, ¡cuéntanoslo!.