El pasado sábado organizamos un seminario de defensa personal  enfocado a mujeres en nuestro centro de entrenamiento.

Dicho seminario no pretendía que saliéramos  sabiendo todo sobre la defensa personal, pero sí ,darnos unas herramientas básicas para poder salir huyendo de algunas situaciones  de violencia o agresión.

Durante esas dos horas y media aprendimos 3 cosas básicas que por mi parte se me van a quedar grabadas:

¡¡¡ GRITAR FUEGO !!!

¿Sí?   ¿Gritar fuego? – Le pregunté con cara de asombro.

Roberto (el profesor ) nos explicó:

– Sé que puede parecer una estupidez pero sí  decimos “SOCORRO , ME ATACAN ”, podemos obtener el resultado de que las personas que nos oyen no salgan a ayudarnos, ya que dichas palabras desatan el miedo y deducen que podrían ser atacados ellos  también.

Y cuando las personas  oyen  gritos de “¡fuego!” es más proclive a implicarse.

Por otro lado si algún día presenciamos una agresión o alguien grita que le ayudemos y no estamos preparados para poder ayudar  lo mejor que se puede hacer es esconderse para que no te vea el agresor , llamar a la policía e ir contándole todo lo que estamos presenciando y donde se está produciendo para que ellos se hagan cargo.

Es una manera de ayudar y de protegernos a nosotros mismos.

 

¡¡¡ Que no nos quedemos !!!

“Si no necesitas atacar, no lo hagas. Si tienes una oportunidad para escapar, tómala. Nadie pensará que eres un cobarde si evitas una confrontación innecesaria.

Yo por un momento pensé  << No pensaba quedarme >>

Es  verdad que puedes creerte que tienes  la situación controlada porque te has defendido, por saber algo de defensa, queremos que la policía venga y el agresor no huya…. Pero  ¡¡ En ningún caso te quedes!!

Huye, protégete,  llama a la policía y cuéntales que ha pasado.

 

 

Agarres, técnicas combinadas y defensas

“Nunca se está preparado para un ataque”

Aprendimos  unas técnicas muy sencillas de que hacer si nos agarran del cuello o del pelo, si nos cogen por detrás o  si nos cogen la mano…

Algo que me resultó muy curioso es que mientras hacíamos dichas  técnicas empezaron a surgirnos el  “Y SI”  (y si me coge así, y si en vez de hacerme eso me hace esto, y si … y si ….)

Roberto ya sabiendo que esto nos iba a pasar y que le íbamos a poner a prueba “matándole” a preguntas nos  tranquilizó explicándonos que nunca se está preparado para un ataque ya que hay miles de formas de que nos vengan  a agredir, por ello lo más importante para él era que aprendiéramos unas claves básicas , no liarnos a técnicas que no vamos a recordar y quedarnos con la esencia  . Yo me quedé con  “pegar en los genitales “  en cuanto tenga la ocasión ( bueno esa parte me pareció emocionante )

 

Me ha gustado mucho de que al acabar el seminario, me fuí con la sensación de que aunque me quede mucho por aprender, me siento mucho más fuerte, con más confianza y que lo único que tengo que intentar es liberarme y huir.

Si quieres recordar algo, recuérdalo con dolor

Aprendes tanto en tan poco tiempo, que no puedes recordarlo todo, y  tu memoria vuelve a aquello que tan sencillamente te causó tanto dolor.

Por ello me llevo unos morados de recuerdo 🙂

 

Quiero agradecer a nuestro profesor Roberto  tu profesionalidad, por habernos regalado una pizca de tu sabiduría y habernos hecho sentirnos más segura y con más confianza.

El próximo seminario  ¡¡¡que ya tengo ganas!!!  (llamadme masoca) lo vamos a enfocar con situaciones de estrés y bloqueos mentales .

Ya os daremos fecha, lugar y  hora .

Si quieres recibir infomacion sobre el próximo seminario puedes escribirnos un email al tania@tsjtrainer.com y  te informaremos sobre ello.