Ahora en verano uno de los trabajos más pesados y lesivo quizás es el de camarera de pisos.

Una media de 20 habitaciones por día, moviendo más de 40 camas ,limpiando baños, áreas comunes, recepción, cargar con bolsas, arrastrar el carro de la limpieza y de la ropa …

El trabajo de una camarera de pisos es esencial para el funcionamiento del Hotel y sin embargo parecen ser las más invisibles.

Además, hoy en día no existe ninguna camarera que no está afectada por alguna enfermedad lumbar, cervical, tendinosis, sobrecargas, contracturas o que tome algún medicamento para aliviar los dolores como consecuencia del sacrificado trabajo que realizan.

Y sin darse cuenta, trabajan gracias a las pastillas que toman para calmar su dolor, fajas compresivas, cremas anti inflamatorias, llegando a casa y sabiendo que sí se sientan 10 minutos ya no podrán continuar con sus tareas domésticas ya que el cuerpo roza la fatiga y el agotamiento.

Seguir el protocolo de prevención de riesgos laborales en ocasiones en muy difícil debido al volumen de trabajo que tienen.

Quizás es mucho más fácil coger una bolsa a peso y subirla que meterla en el carro, subirla en el ascensor… utilizar un cubo de fregona de torsión y no de presión ya que es más manejable y a priori lo más rápido, agacharse y meterse por donde sea..  El tiempo, las prisas, la presión … 

¿ Cómo podemos aliviar esos dolores en esos periodos de trabajos intensos ?

Hace unos días acudimos a un Hotel para hacer un seguimiento de cómo trabajan dichas camareras e intentar ayudarlas a “mejorar “ su calidad de vida en estos periodos altos de trabajo.

Pues bien, la mayoría no practicaban actividad física, tenían molestias en lumbares, epicondilitis, hernias, molestias en las cervicales, descompensaciones, alteraciones de sueño … En ellas estaba el pensamiento de que la actividad física la practican cada mañana durante 7 o 9 horas en el trabajo.

Por todo ello es muy importante tener en cuenta que la actividad física juega un papel mas importante de lo que te imaginas.

Sabemos que en temporada alta es mas difícil sacar tiempo para practicar deporte pero no por ello puede resultar ser imposible ya que con solo 30 minutos podrás obtener muchos beneficios.

  1.       Mejorar la higiene postural
  2.       Aliviar esas contracturas musculares
  3.       Endurecer los músculos para prevenir futuras lesiones
  4.       Liberar tensión  muscular.
  5.       Te sentirás con más energía , agil y vital.

¿Que actividad es la que necesitas? 

Acudir a un profesional como un físio, osteópata o entrenador personal puede ayudarte y aconsejarte de  que sería lo que mejor te conviene.

Si tienes un trabajo muy exigente fisicamente, contacta con nosotros, podemos ayudarte a mejorar tu calidad de vida.