Si más de una vez te has subido a la báscula mirando la pantalla de reojo, con miedo, pensando que el número que vas a ver no te va a gustar, que “como puedo pesar 2 kilos más que hace 2 días”, y, como ya preveías, has acabado muy enfadado, sentimos decirte que el cabreo ha sido para nada. Y te estarás preguntando, ¿por qué? Simple, el peso que marca la báscula es sólo un número, un NÚMERO, y tras él se debe hacer una lectura mucho más amplia de lo que ese número significa.

¿Quieres que te envíe más información interesante? Suscríbete aquí a nuestro Newsletter   Te enviaré recetas exclusivas, trucos para ayudarte a perseguir tus objetivos e invitaciones puntuales para las actividades que organizamos en nuestro centro de entrenamiento. 

¿Qué crees que indica tu peso?

El peso corporal es la masa del cuerpo en kilogramos, sin embargo, dicha masa está compuesta de diferentes sustancias: hueso, músculo, agua, grasas, etc. Pero sobre todo, el agua es el componente mayoritario, ya que constituye más de la mitad del peso del cuerpo, entre 50 y 65%, y en su mayor parte se encuentra en los tejidos metabólicamente activos.

Aparte del agua, los otros dos componentes principales del cuerpo son:

  • El tejido magro o libre de grasa (MLG), que representa aproximadamente un 80%. Aquí se incluyen todos los componentes funcionales del organismo implicados en los procesos metabólicamente activos, es decir, los huesos, músculos, agua extracelular, tejido nervioso y demás células no grasas. La masa muscular o músculo esquelético – que representa un 40% del peso total – es el componente más importante del MLG y refleja el estado nutricional de las proteínas de nuestro cuerpo. Por su lado, la masa ósea, constituye un 14% del total.
  • El tejido adiposo o grasa de almacenamiento, que está formado por adipocitos. A efectos prácticos se considera que es la grasa es metabólicamente inactiva, por lo que tiene un papel de reserva y también tiene funciones en el metabolismo hormonal. Por otro lado, en función de dónde esté localizada, podemos diferenciar entre grasa subcutánea (debajo de la piel) y grasa interna o visceral (grasa acumulada en la zona abdominal).

¿Qué porcentaje de grasa y masa muscular es lo ideal?

Como todo en la vida, no existe una fórmula perfecta, ya que la cantidad y porcentaje de todos los componentes del cuerpo es variable y depende de muchos factores como: el sexo, la edad, la actividad física, etc. La MLG suele ser mayor en hombres, mientras que el contenido de grasa es mayor en las mujeres y suele aumentar con la edad.  Por ejemplo, la mujer tiene aproximadamente un 20-25% de grasa mientras que el hombre tiene un 15% o incluso menos.

El porcentaje de grasa corporal es una cifra importante a tener en cuenta si queremos conocer nuestro estado físico o bajar de peso, y es mucho más fiable que el IMC (Índice masa corporal), ya que distingue la materia grasa de otra materia magra (MLG).

¿Cómo se calcula el porcentaje de grasa?

Las básculas de bioimpedancia son básculas que miden la grasa corporal y otros factores gracias a los electrodos y a través de impulsos eléctricos. Pero más allá del peso corporal, del porcentaje de grasa y del índice de grasa visceral, estos aparatos también nos proporcionan otros datos importantes, como por ejemplo:

  • El peso de nuestra masa ósea
  • El porcentaje de agua
  • Kilogramos de masa muscular
  • Metabolismo basal
  • Edad metabólica

Esperamos que tras esta explicación la próxima vez que te subas a la báscula lo hagas con ganas y siendo consciente de que detrás de ese número, de esos kilogramos, hay una composición muy compleja. Si te gustaría saber más sobre nutrición y mejorar tu peso, en Body Training & Mind estaremos encantados de ayudarte. Rellena nuestro formulario aquí o envíanos un email a tania@tsjtrainer.com 🙂

¡Salud y training!